Las hermanas sean unidas. Crítica: A pesar de todo.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Rolando Gallego.

Cuatro hermanas descubrirán tras el fallecimiento de su madre que aquello que las separaba terminará siendo lo único que las una en “A pesar de todo” (2019), dirigida por la argentina Gabriela Tagliavini.

Blanca Suárez, Belén Cuesta, Macarena García y Amaia Salamanca interpretan a las hermanas que deberán tomar la posta sobre una tarea que su madre (Marisa Paredes) recientemente fallecida les lega: descubrir quién es el padre biológico de cada una.

El parecido con Mamma Mía! pero potenciado, cuatro mujeres buscando a cuatro posibles padres, permiten en ese “conocer algo del relato” que funcione su contrato de visionado desde la primera escena.

Con un registro cuasi televisivo,  una apariencia muy hollywoodense, “A pesar de todo” desanda por momentos como road movie, por momentos como comedia de enredos, y por otros momentos como un dramedy, los pasos de las hermanas en la desesperada búsqueda de sus progenitores para poder cobrar la parte de herencia que les corresponde.

Una mujer que es acechada por el abandono que hizo de un gran amor (Maxi Iglesias), una que no desea revelar el divorcio que deberá asumir, otra que esconde su verdadera sexualidad a los suyos y una que se siente ignorada, configurarán el puzzle sobre el cual el relato avanzar, subrayando las diferencias entre cada una de las protagonistas.

Con un gran despliegue de producción y el sostén del relato en las interpretaciones, esta comedia de enredos y búsqueda de identidad funciona porque recupera del vodevil algunos momentos claves y también porque intenta, como en las mejores comedias de la nueva comedia americana, desestructurar su relato, deconstuirlo e incorporar cierta incorrección política.

En un auto destartalado, en busca de uno de los posibles padres, la más joven de las hermanas saca un porro, convida al resto, cantan “A quién le importa” de Alaska, se unen fumando y cantando, hacen catarsis, y a partir de ahí la comedia desaparece para ponerse mucho más seria.

Las cuatro protagonistas poseen momentos para su lucimiento, al igual que los coprotagonistas masculinos, y Rossy de Palma, en un rol que le permite demostrar, una vez más, su gran capacidad interpretativa.

A PESAR DE TODO se ve en NETFLIX.