Tiempo de lectura: < 1 minuto

Por Marcelo Cafferata

La realizadora palestina Farah Nablusi, también se servirá del tono de cuento contemporáneo para poder abordar, desde otro punto de vista, el conflicto existente entre Palestina e Israel y la violencia que se ejerce en los puestos de control fronterizos por parte de los soldados israelíes.

El contexto político de “ocupación” instala todo tipo de tensiones y actitudes de crueldad hacia los ciudadanos comunes y en este caso, la historia de un padre con su hija y la compra de un regalo para el aniversario de matrimonio –una heladera que deberá pasar la frontera-, será la anécdota que sirva para reflejar el clima de opresión y de quiebre que se vive en la actualidad en una ciudad militarizada.

Nablusi encuentra una forma narrativa sencilla y una historia cotidiana –que puede, a primera vista, llegar a sonar casi trivial- para narrar lo que se vive diariamente en un espacio donde están hasta naturalizados los abusos de poder, el control excesivo, las libertades coartadas y una vida bajo una vigilancia permanente. Aún en su clima naïf, reflejado sobre todo en la mirada de la niña, “EL REGALO” logra un relato contundente y profundo sin necesidad de apelar a golpes bajos.

Compartir en: