Tiempo de lectura: < 1 minuto

Por Rolando Gallego.

Mientras esperamos la adaptación de “Distancia de rescate” en la que Claudia Llosa traladará el libro de Samantha Schweblin a la televisión, “No llores vuela” (Aloft, 2014), protagonizada por Jennifer Connelly, Cillian Murphy y Mélanie Laurent, entre otros.

Con una estructura narrativa que utiliza el flashback como principal motor de la progresión dramática, en la reconstrucción dela historia de una madre (Connelly) y su lucha para salir adelante con sus hijos en un ambiente hostil, Llosa se acerca a un cine que tiene en Terrence Malick su máximo exponente, y que bucea en la filosofía del hombre y su relación con la naturaleza.

Filmada mayormente en exteriores, el clima se suma como un personaje protagónico más del relato, en donde la participación de una mujer (Laurent) que llega pasado el tiempo para conectar a esta madre con sus hijos termina por configurar el universo en el que Llosa demuestra su precisión cinematográfica para narrar y crear mundos.

En el camino tal vez algunos de los flashbacks pueden confundir al espectador, pero hacia el final todo confluye en un lugar en el que la resolución y la expiación de culpas pueden solucionar cualquiera de las salidas del carril de la propuesta.

Compartir en: