Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Luis Kramer.

La Plataforma Netflix cuenta en su haber con uno de los documentales más visitados en las últimas semanas: Jeffrey Epstein: Filthy Rich o en su traducción más literal inmundo rico, dirigido por Lisa Bryant en cuatro episodios de una hora cada uno.

Narrado de manera muy convencional, y estructurado por los testimonios de quienes fueron sus víctimas, esta propuesta se centra en la reconstrucción de los innumerables abusos sexuales y trata de jóvenes a las que Epstein lograba engañar y seducir para posteriormente iniciar en la prostitución y derivar a otras personas de su entorno.

Muchas de estas jóvenes padecían de violencia doméstica en sus hogares por lo que estos conflictos intrafamiliares potenciaban su vulnerabilidad transformándolas en fácil presa de las perversas intenciones de este excéntrico millonario que reclutaba menores de edad con la complicidad de su amiga y novia Ghislaine Maxwell.

Hay un par de interesantes subtramas que fueron dejadas de lado a la hora de concretar este documental, entre ellas, como fue el proceso de enriquecimiento de este magnate que llegó a acumular 578 millones de dólares, y su relación con el poder ya que hay escasas referencias a su amistad con Donald Trump, Bill Clinton y el Príncipe Andrés, entre otros, que hubiera merecido una investigación más exhaustiva.

Tampoco hay una referencia más profunda a las razones de su muerte, ya que corrieron fuertes rumores en el momento de su aparente suicidio, acerca de la posibilidad que Epstein hubiera sido eliminado por poseer información comprometedora acerca de los famosos que consumían sexualmente a menores de edad.

En cambio, la investigación en torno a la corrupción judicial que pasó por alto la detención en su momento de este mimado del poder dota a Jeffrey Epstein: Filthy Rich de un valor agregado que enriquece el envío.

Es la visibilización de un tema largamente silenciado lo que dota a este film del atractivo necesario como para que el público se adentre en su historia y acceda a parte de la información en torno a este complejo caso político delictivo.

Compartir en: