Tiempo de lectura: 5 minutos

Por Luis Kramer

Luego de un año sin este Festival, la expectativa era muy grande por encontrarse con títulos atractivos e innovadores, teniendo en cuenta que muchos directores habían decidido acompañar esta espera y mantener la exclusividad de sus films.

Una de las películas de Apertura del festival, Bandido de Luciano Juncos, y que sumó este debut a su salida en salas y su lanzamiento a través de la plataforma Cine.Ar Play, nos trae a Osvaldo Laport en un trabajo más medido, más interior, una importante economía de recursos y su talento al servicio de un cantante en decadencia que evalúa su retiro en paralelo con el despertar de una conciencia social en el seno de su comunidad.

Con algunos reparos en cuanto a la falta de desarrollo de algunas viñetas en torno a los hechos que se suceden en el barrio, esta ópera prima destila una importante observación sobre las conductas pueblerinas y un atento y lúcido enfoque sobre la estigmatización social.

Coco Blasutein y Andrés Cedrón construyeron un documental de casi dos horas, enmarcado en la bella música del cuarteto Cedrón, Se Va a Acabar (Noches Especiales), el cual, afortunadamente, fue programado además para sumarse a los lanzamientos en salas del cine Gaumont, el que recorre historias de trabajadores involucrados en militancias sociales y políticas y reclamos laborales durante la dictadura militar, reivindicando de esta manera el accionar genuino de ciertos sectores de la clase obrera y media desde sus diferentes puestos de trabajo en pos de una vida más digna y que se erige además como un homenaje a los trabajadores desaparecidos durante el golpe cívico militar de 1976.

10 Palomas (Noches Especiales) de Tamae Garateguy, marca la incursión de esta versátil directora en el género del thriller y suspenso, centrando su historia en un jefe de investigaciones policiales (Guillermo Pfenning) a la caza de un asesino serial que expone a sus víctimas con sus cuerpos mutilados y palomas sobrevolando la escena del crimen.

Los abusos sexuales, los traumas familiares y la corrupción del poder se entremezclan en esta interesante propuesta con innegables referencias orientales y un homenaje a la ciudad de Buenos Aires como furioso entorno de acción.

El cortometraje Perros (Competencia Americana)  de Kris Niklison (Vergel) nos permite visualizar una abrumadora historia sobre la salvaje dominación machista desde una perspectiva rural en una progresión diaria enmarcada en el bello paisaje brasileño, en el que un hombre y su peón realizan su tarea de transporte en carreta mientras que la mujer del primero oficia de silencioso testigo.

El final, abre el juego no sólo a las múltiples lecturas que esta visión ofrece, sino a la necesaria reflexión sobre el rol que la mujer sigue ocupando en ciertos sectores.

Javier Van de Couter en su film Implosión (Competencia Argentina) de próximo estreno, rememora un luctuoso episodio escolar ocurrido en Carmen de Patagones, en tono de road movie, en el que sus dos protagonistas, sobrevivientes de dicha masacre en el que un joven de 15 años asesinara a tres estudiantes y dejara un saldo de varios heridos, salen en su búsqueda 15 años después, logrando la dosis exacta de mixtura documental y de ficción, con emotivos momentos de las confesiones de los dos sobrevivientes a cámara, y una profundización de esa búsqueda que se va perfilando como propia con el correr del film.

La historia va creciendo con el correr de los minutos, incorporando este inteligente guión cuotas de thriller y una minuciosa descripción del entorno en un paisaje árido y despiadado que ofrece de atractivo marco.

Santiago Giralt en su documental Queer Diaries (Trayectorias) nos regala en primer lugar fragmentos de una película suya que fuera rechazada por directores conocidos  (a quienes no identifica pero con quienes se saluda hoy en día como si nada hubiese sucedido) y acompaña imágenes de su vida y de sus recorridos por hermosos lugares destacando el  casamiento con su compañero y sus reflexiones contenidas en su diario las que exudan un ostensible tono de libertad y de frescura.

El erotismo también puebla este documental en el que se compilan escenas de una marcha del orgullo gay que focaliza en la celebración de los cuerpos y de la mancomunión de género.

Queer Diaries representa un recorrido intenso sobre las experiencias de vida de este director que ha podido representarlas desde un interesante dispositivo audiovisual.

De la mano de Giralt y sumando a Tamae Garateguy y Camila Toker (Upa!) Una Pandemia Argentina (Competencia Argentina) marca la tercera colaboración conjunta entre estos tres directores quienes retoman sus anteriores personajes de Fernando Solano, director, la productora y la creciente actriz Nina Weiss respectivamente, en un festival de homenajes, críticas y sátira en clave de grotesco del mundo del cine, con la aparición de Axel Kutchevatzky (haciendo de sí mismo?) y la pandemia como marco que obligó a extremar los recursos de cuidado y económicos.

Viene además en versión recargada ya que están el Lado A con la descripción del fallido intento de filmar la historia de Perón y Eva en multiverso y el encierro que posterga la puesta en marcha de este ambicioso proyecto y el Lado B que desarrolla la concreción del rodaje con todos los cuidados del caso y la limitación de contactos y de recursos.

La historia sigue funcionando y el humor desplegado es eficiente, destacándose la filmación en la casona con una Camila Toker borracha y desbordada y una Tamae Garateguy robándose la contraescena. Es de esperar que continúe esta divertida saga.

López (Competencia Argentina) también de estreno reciente en salas y en la plataforma Cine.Ar Play, se constituye como un retrato que su director Ulises Rosell realizó sobre la figura de Marcos López , director de Ramón Ayala, retratista y fotógrafo, quien dota a este opus de toda su frescura, humor espontáneo, y de su problemática transición familiar de una manera muy poco solemne, permitiendo que su protagonista domine todas las escenas con su impronta y dotando de color a todos sus encuentros, con el dentista, con su madre, en sus clases de yoga y hasta en sus intervenciones radiales, erigiéndose su silencio en lo más divertido de la secuencia.

Sus ocurrentes salidas se tornan emblemáticas, como la proferida por él en una exposición de sus obras; “ Esta pieza puede ir al Moma o te la podes meter en el orto”, lo cual resume su figura, un alma errante y desordenada que busca su lugar en el medio de un proceso de separación.

El film logra conmover y sintetiza de una manera simple y con profundidad de campo, los distintos matices con los cuales López convive a diario en su búsqueda personal.

Dorados 50 (Romances) de Víctor Cruz y Alejandro Vagnenkos, un muy interesante documental con un sólido guión ya que es el vehículo perfecto para indagar en parejas con más de 50 años de convivencia  que intentan dar una respuesta a la búsqueda personal de uno de sus directores que es quien protagoniza este film, Vagnenkos, quien intenta encontrar un sentido al amor, a la durabilidad de las relaciones y a su realización personal.

Por ello, las entrevistas constituyen un capítulo más de este entramado, que de alguna manera se ensambla con las reuniones con su psicólogo, sus amigos y su consultor espiritual.

Dorados… se permite ver como una explosión de frescura y un rescate de las relaciones de pareja que logran exteriorizar el deseo que permanece latente y consagran su reelección del otro.

Finalmente, de uno de estos co-directores Víctor Cruz, Taranto (Competencia Argentina) que se introduce en la ciudad del sur de Italia que lleva el nombre del film para testimoniar sobre el impacto ambiental de una acería (ILVA) en la salud de sus habitantes que son contaminados con sus efectos tóxicos y a describir el complicado interjuego en el que parece no haber salida entre la salud y la precariedad laboral y el desempleo.

El documental es asimismo enriquecido con el aporte de fragmentos televisivos que describen el vacío de los políticos de turno que justifican con dudosas explicaciones su inutilidad para resolver problemas urticantes como los que aquí se presentan.

Taranto se erige como un poderoso retrato de una ciudad jaqueada por poderosos intereses políticos y económicos y el desinterés de sus dirigentes por brindar respuestas a temas esenciales.

Continuará…

Compartir en: