Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Rolando Gallego

En Mejor que nunca, la nueva comedia de los productores de Book Club, Rhea Perlman (“Cheers”, “Matilda”) se une a Diane Keaton para revolucionar a su elegante comunidad de jubilados armando un equipo de porristas.

Desafortunadamente, hay una cosa que se interpone en la forma en que las mujeres cumplen sus sueños de la escuela secundaria. LUDICO accedió a un diálogo exclusivo con la célebre actriz.

¿Cuál fue tu primera reacción cuando viste el guión de Mejor que nunca?

Pensé que era sumamente divertido. Pensé que era una gran idea; era una gran historia. Mis amigos me preguntaban: “¿De qué se trata la película?” “Bueno, Diane Keaton forma un equipo de porristas en una comunidad de personas mayores…” Y todos decían: “Quiero verla ya mismo”.

¿Desde el principio ibas a interpretar este rol? ¿Te hablaron de otro?

La única parte que me ofrecieron es la que interpreto, Alice. Había hablado con Zara un par de meses antes. Estaba en Nueva York haciendo una obra y mantuvimos una charla por Skype… Al principio, la parte estaba escrita de manera muy diferente. Era sumamente atrevida. Quiero decir, súper atrevida. Demasiado súper atrevida para mí (risas)… Así que hablamos sobre maneras de modificarla para que funcione para mí.

¿Qué tan original es que las mujeres de todas las edades tengan la oportunidad de contar sus historias hoy?

Las mujeres tienen grandes historias. Hay tanto que decir y sobre las mujeres. Hay grandes dramaturgos, como Tennessee Williams, que eran conscientes de ello. Hay algunos grandes guionistas que siempre fueron conscientes de ello y escribieron historias sobre mujeres. Pero de alguna manera, con todo dirigido por hombres, querían ver sus propias historias. Llevó muchísimo tiempo, pero es un buen momento para ser mujer. Siento que es solo el comienzo.

¿Hollywood es cruel con las mujeres?

Creo que es muy diferente en Europa. El envejecimiento no está presente en general, tal vez sea solo mi impresión. Cuando estoy allí, veo a personas de todas las edades interactuar con personas de todas las edades.

«Las mujeres tienen grandes historias. Hay tanto que decir y sobre las mujeres. Hay grandes dramaturgos, como Tennessee Williams, que eran conscientes de ello».

¿Los grupos de porristas mayores, como el que vemos en la película, realmente existen?

Es algo real. Aparentemente, de allí viene la idea de Zara, se basó en un artículo que había leído sobre un grupo de mujeres en una comunidad de personas mayores que viven activamente. Y realmente vi algunas imágenes de ellas en YouTube. Buscas “porristas mayores” y surgirán un montón de cosas. Es bastante asombroso.

¿Son mejores que ustedes en la película?

No, somos los mejores (risas)… ¡Nadie puede vencernos!

¿Llevaste a cabo algún tipo de entrenamiento?

Hicimos lo que ellos llaman un programa de entrenamiento. Uno en Los Ángeles y luego uno en Atlanta, para aprender las combinaciones y estar bien familiarizadas con ellas. Y también para que las conociéramos lo suficientemente bien como para ser “malas” en ellas, ya que en la película teníamos que ir mejorando a medida que avanzábamos.

¿Hubo algún momento en tu carrera en el que pensaste en renunciar a la actuación?

Cada vez que termino un trabajo digo: “Este es mi último trabajo”, porque sé que nunca volveré a trabajar (risas)… El típico lamento de los actores, ¿sabes? “Oh, estuvo maravilloso. Pero se acabó… Ahora, ¿qué voy a hacer?” (Risas)… Actuar es difícil porque siempre estás esperando obtener otro papel.Escuché una entrevista con Glenda Jackson el otro día en la radio. Le preguntaron si extrañaba actuar cuando no estaba trabajando. Cuando estaba en el Parlamento, ¿extrañaba actuar? Ella dijo: “No, cuando no estoy actuando, no lo extraño. No lo tengo presente. Porque actuar está presente únicamente cuando lo estás haciendo”. Me gustó su actitud.

Pero es estresante. “La gente no va a pensar en mí para este papel o aquél papel”. Ya no quiero hacer una audición. Pero es difícil no hacerla. Entras a conocer a alguien, pero ¿qué es lo que realmente quieren? Quieren ver si puedes hacer la parte. En cierta etapa de tu vida, solo quieres que te ofrezcan cosas, y que terminen con todas esas sandeces.

¿Qué te deja esta experiencia?

Fue emocionante trabajar con Diane y también con Jacki Weaver, que creo que es brillante. Ambas son brillantes. Me he encontrado con Diane muchas veces en mi vida, pero nunca había trabajado con ella. Estuvo genial. Es sumamente inclusiva.

¿Qué tipo de club comenzarías si estuvieras en una comunidad de jubilados?

¿Estás bromeando? Ahora que sé lo de las porristas, ¡me quedo con eso!

Agradecimiento: Agencia Raquel Flotta, Diamond Films

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.