Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Marcelo Cafferata

Presentada hace algunas temporadas como “La Vagina Enlutada” el texto de Walter Ghedin (reconocido psiquiatra y sexólogo) se presenta ahora dentro de la programación de la reapertura del teatro Carlos Carella rebautizada como “(DES)HECHAS DE AMOR”  bajo la dirección de Gastón Marioni

Aunque la obra parezca tener la típica estructura de las exitosas comedias dramáticas protagonizada por un equipo fuerte de mujeres en escena (como fueron la exitosísima “Brujas” hasta “Porteñas” “Confesiones de Mujeres de 30” o las más recientes “Mujeres de Cenizas” y “Perdidamente”) intenta diferenciarse de lo ya visto y aun cuando cada una de las actrices personifica un arquetipo femenino, a través de esos mismos esquemas es posible exponer las diferencias y trabajar sobre nuevos modelos femeninos en escena.

Cinco amigas esperan el tren para volver a Capital Federal: fueron a un pueblo de la provincia de Buenos Aires porque una amiga en común ha quedado viuda y todas ellas han querido estar presentes para acompañarla en ese difícil momento. Mientras el tren se demora, cada una de ellas repasa el motivo de sus tristezas, de sus frustraciones, de sus propias soledades, de sus fracasos y de sus ganas de que aparezca un cambio.

El texto se mueve entre la comedia y el drama, entre secretos ocultos, monólogos rompiendo el esquema de la cuarta pared y tonos confesionales y de mucha intimidad. Atravesando sus propios miedos, su vulnerabilidad, sus indecisiones y buscando alguna salida en los temas que las hacen sentir atrapadas intentando poder sentirse libres, cada una de ellas tendrá su momento para exponer su situación y poder sacar su propia angustia, su desilusión y las tristezas que las atraviesan. Hay miedos, frustraciones, duelos que aún hay que atravesar, secretos escondidos, traiciones, resentimientos y algunas cuentas pendientes entre ellas que van a ir saliendo a la luz en esa larga espera.

Si bien el texto es lúcido y se desarrolla en forma ágil y atraviesa cada uno de estos temas profundos con gran simpleza y pudiendo ser directo y franco, “(DES)HECHAS DE AMOR” cumple con su cometido gracias al trabajo de cinco actrices que se van potenciando en escena y que logran amalgamarse en un equipo compacto. Todas ellas ya habían trabajado el texto anteriormente con lo cual logran hacerse carne de cada una de sus criaturas y atravesar sus sentimientos con suma espontaneidad.

Judith Gabbani representa al arquetipo de la mujer que ha sido abandonada y que a pesar de que trata de sobreponerse, sigue pendiente y atada a su ex. Además de manejar excelentemente el tono de comedia, Gabbani también se luce en los momentos en donde se quiebra de la angustia de no poder soltar al fantasma del abandono.

Por su parte, Jessica Schultz es quien tras una imagen de mujer segura y fuerte, con un pensamiento más de avanzada y convencida de su militancia feminista, esconde, sin embargo, un  gran secreto que la atormenta y la carga de culpas. Su  composición tiene mucha fuerza, sabe disparar las frases en el momento oportuno y lograr la risa cómplice de la platea cuando sentencia y moviliza a cada una de sus amigas con sus puntos de vista políticamente incorrectos.

Cecilia Tognola sorprende con un personaje que despliega sensualidad y que tras su desparpajo y su frescura esconde, como todas sus compañeras, un dolor que está guardado hace mucho tiempo y en ambos registros, Tognola logra lucirse por igual.  Mónica Salvador es la que recuerda permanentemente a su esposo recientemente fallecido con la Biblia bajo el brazo  con la oración siempre dispuesta. En una composición desopilante es  la puritana del grupo, aunque como todas sus amigas, también tendrá un secreto que jamás ha confesado y que encontrará un buena oportunidad en ese andén para librarse de lo que nunca ha podido decir.

Para cerrar el quinteto Ana Padilla nos brinda un monólogo potente y vibrante cuando habla de sus vínculos más recientes y de su sexualidad, recordando a un amor en particular y a la figura de su madre.

Poniendo la mirada femenina en el centro y generando historias que permiten volver sobre algunas temáticas ya conocidas pero brindando un giro novedoso y actual, a través de una puesta simple, las cinco actrices logran lucirse cada una en su momento, bajo la dirección de Marioni que hábilmente logra hacerlas pasar por diferentes registros, logrando cinco trabajos notables que pueden pasar de lo dramático a la sonrisa.

(DES)HECHAS DE AMOR

De Walter Ghedin

Dirección de Gastón Marioni

Con Judith Gabbani, Jessica Schultz, Mónica Salvador, Ana Padilla y Cecilia Tognola.

TEATRO CARLOS CARELLA – Bartolomé Mitre 970 – CABA – Sábados 18:00 horas.

Compartir en: