Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Rolando Gallego.

El debut de Arnaldo André en la dirección, con la coproducción argentino/paraguaya “Lectura según Justino” protagonizada por Julieta Cardinali, Mike Amigorena, Diego González, Loren Acuña, Lali González y elenco. LUDICO dialogó con el director para saber más de la propuesta.

Escribiste la historia, la imaginaste, ¿siempre supiste que vos la ibas a dirigir?

Cuando decidí hacer ésta historia, mi historia, dije que yo la tenía que dirigir, porque conocía los hechos, eso me impulsó, y además hacerla en Paraguay, exactamente en San Bernardino, porque si bien uno puede recrearlo digitalmente no era la idea. Tuve la colaboración del intendente de ese momento, pudimos cubrir con ripio el asfalto, sacamos señalizaciones, pintamos casas del color de la época, la escuela, ahora de un color terracota, la pintamos de blanco, todo el pueblo colaboró, además generando trabajo, porque se hizo no en temporada, donde la ciudad vive, así que el pueblo agradeció eso, y nosotros también por cómo nos ayudaron.

«Cuando decidí hacer ésta historia, mi historia, dije que yo la tenía que dirigir»

Tenías la historia, ¿cómo seleccionaste los intérpretes? ¿Pensaste en alguien antes de rodar?

Todo fue a su tiempo, pero cuando la escribí no tenía pensado ningún actor, cuando llegó el momento, pensé en Julieta, le envié el guion y tuve una devolución increíble, después alguien me comentó de Mike por verlo en Hamlet, le mandé el guion, hablé con él y le encantó. Después hice casting para Justino, sus hermanas, amigos, vi en dos jornadas a 300 chicos, quedé extenuado, y de ahí apareció Diego, que si bien no tenía experiencia actoral, entendió todo, captaba todo. Muchos actores paraguayos, de esos algunos los conocía, a otros no, y muchos ni siquiera eran dramáticos.

«Cuando la escribí no tenía pensado ningún actor»

¿Situación difícil del rodaje?

La naturaleza fue pródiga para con nosotros, excepto un día, nunca llovió. Un problema fue no encontrar el ómnibus, que para mí era importante porque era cómo yo esperaba que llegara con las cartas, había que mostrarlo, aparecían algunos, pero no eran, y Mike y Julieta tenían una fecha de trabajo, y tenían que estar. Finalmente apareció uno en un pueblo y accedió el dueño a hacer todo lo que teníamos que hacer, pintarlo, retapizarlo. Eso fue complicado, después hubo otras anécdotas pero nada grave.

Compartir en: